Posteado por: Jules Amagat | 6.abril.2009

Me estoy dopando

Sí amigos, por increible que parezca dado mi escaso nivel atlético, me dopo.

Dicho así, a priori, lo lógico sería pensar que estoy zumbado. Y estaríais en lo cierto, claro. Pero la razón de mi “dopaje” (y ahora ya lo entrecomillo) es sencilla: soy alérgico, y ello me genera asma y bronquitis.

Hace unos años, mientras hacía deporte de una forma más o menos seria, se permitía tomar terbutalina (terbasmin) y salbutamol (ventolín) con una simple justificación médica; eran sustancias ahora y antes prohibidas por el CSD. Cuando tenía 14 o 15 años, la médica del club deportivo al que pertenecía me dijo que debía dejar de tomar esos medicamentos porque la justificación que se pasó a exigir era mucho más estricta, que incluía fundamentalmente 2 documentos:

  1. Receta médica.
  2. Historia clínica con
  • Antecedentes.
  • Síntomas principales.
  • Diagnóstico de enfermedad respiratoria.
  • Tratamiento y dosis a emplear.

Supongo que por vagancia y por miedo a que la sancionaran no me la hizo.

El caso es que me dio un tratamiento alternativo, y ni me acuerdo del nombre, porque el año que lo utilicé apenas podía respirar en los entrenamientos, con paradas constantes y con serios problemas de falta de oxígeno en la sangre.

Al año siguiente en cuanto comenzó la temporada de primavera tampoco se me quiso autorizar a tomar esos medicamentos, más agresivos y “dopantes” que los alternativos, pero a fin de cuentas efectivos; y cuando digo efectivos quiero decir que me servían para poder respirar medio bien (nunca al mismo nivel que un ” no asmático”, claro).

De modo que consulté con mi médico de cabecera (el de toda la vida, el que nos comprende) y me dijo que la versión inhalada de esos medicamentos era imperceptible, realmente son dosis muy bajas, y que obligarme a tomar los otros medicamentos sin molestarse en justificar los adecuados no era bueno para mí. Así es que desde ese día tomo Terbasmin en primavera, y me ayuda a estar algo mejor.

Mientras estuve compitiendo me dopaba en primavera, aunque nunca tuve la calidad suficiente como para que me hiciesen un control (y si me lo hubiesen hecho no se si hubiese dado positivo por que, aunque tomaba terbasmin, trataba de tomar lo mínimo indispensable, y dado que las dosis son ya de por sí bajas no creo que se notase demasiado, además de que las dosis de ese calibre desaperecen a la semana de dejar la medicación, o eso me dijo el médico de cabecera).

Ahora que el deporte es únicamente placer, me sigo “dopando” en primavera para poder seguir disfrutando. Supongo que alérgicos y asmáticos me comprendereis, y espero que los demás también.

Trantando de ir más allá de mi caso, que es una absoluta chorrada, creo que la lucha contra el dopaje es muy positiva, aunque no se yo si los esfuerzos se están enfocando correctamente. Por ejemplo, si analizamos las estadísticas de la FINA (Federación Internacional de Natación) vemos que en 2008 se realizaron 1660 controles (entre competiciones y controles sorpresa), de los cuales 828 fueron en Europa (Sin ninguna gran potencia mundial en natación, más allá de algún crack concreto), 360 en América (USA es primera potencia mundial en Natación) y 187 en Oceanía (Australia también es una de las potencias punteras en natación). Quiero decir con ello que si no nos estaremos pasando en Europa (en países como Francia o España hablamos de delitos).

Si quereis ver con más detale las estadísticas, aquí os dejo la página de la FINA.

Suerte en el asfalto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: